BLOG

Lo que el golf le puede enseñar a un emprendedor

Además del indiscutible cliché de que “los grandes negocios se hacen jugando golf” que relaciona este deporte con altos ejecutivos, grandes acuerdos, alianzas o ventas empresariales y que se refuerza en libros como “Cómo hacerse rico” de Donald Trump, la entrevista que le hicimos a Ana María Arciniegas nos muestra que el deporte inventado en escocia hace 270 años tiene mucho que enseñarle a los emprendedores.

Para la mayoría de deportes el escenario es un campo de batalla, y como están diseñados para competir, toda acción, sea una cesta, un tiro penal, un drive o un Home Run está encaminada en afectar a un contrincante, lo cual genera una estructura mental enfocada en el oponente y en cómo disminuirlo.

Los grandes negocios se hacen jugando golf porque cada uno es responsable de su propio desempeño; todos juegan con los mismos palos, las mismas pelotas y los mismos tees, lo cual te deja enfocar energía en construir-te, en mejorar tus movimientos, en ti mismo.

Aunque es claro que el mundo de los negocios no es un típico juego de golf y que la competencia es parte del día a día del emprendedor, a veces gastamos más tiempo viendo a la competencia a la que queremos “vencer” que construyendo a la organización que debe hacerlo. Los demás deben ser referentes y deben estar en el radar, pero un mindset enfocado en ser mejores por amor propio y no por un sentido natural de competencia, puede ser un factor definitivo de éxito personal y empresarial.

Comentarios

Scroll to top